sábado, 2 de junio de 2012

Tu turno.


Dejas al destino tejer tus juegos
Ingrávido,  susurras cuentos…
Gotas de tiempo robadas,
la suerte ya está echada,
los astros juegan con cartas marcadas;
¿Cuál es tu jugada?
Tic- tac, tic- tac... ¡Quieto!
¿A qué tienes miedo?
Cuéntame tus sueños,
 prométeme amor,
 aunque no sea eterno.
Te toca tirar…
Tic- tac, tic- tac… ¡ Espero!

20 comentarios:

  1. El destino es algo que se desconoce, aunque nosotros vayamos labrando el camino.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que somos bastante responsables de los caminos que vamos andando! Un besote

      Eliminar
  2. El azar juega con nosotros y con nuestro destino y mueve el péndulo de nuestro tiempo. Pero hay que tirar como tu dices, hay que guiar la mano que mueve ese destino. Muy original tu creación.
    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo mucho en el destino, o por lo menos, como algo fijo que es sí o sí; creo más bien, que puede haber varias posibilidades y que, de nosotros depende, elegir! Gracias, un besote

      Eliminar
  3. La espera se hace larga cuando no hay decisiones tomadas.
    Ese tic tac es terrible, altera el alma.
    Precioso poema, al destino hay que ayudarlo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luján, creo que has captado muy bien lo que quería expresar! Sí, a veces nos quedamos esperando que " algo" tome las decisiones por nosotros y en ese esperar se nos va la vida y las oportunidades. Besotes

      Eliminar
  4. Gracias, María, por tus generosas palabras. Muy bello poema.
    Un abrazo desde Madrid.

    ResponderEliminar
  5. Como siempre me encanta. Un beso muy muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú, que me lees con buenos ojos! Mil besotes

      Eliminar
  6. Que responda.. tic, tac,
    el tiempo deformado de Dalí.
    Esto del destino siempre me da que pensar..

    bicos..

    ResponderEliminar
  7. No entro a filosofar sobre el destino y el sino.
    Yo pertenezco a los del "principìo de causalidad", sin embargo permanentemente nos sale a colación. ¿Por qué será?
    Mas me siento henchido, pleno, de tu corazón de poeta, de tu expresión de flor, de tu voz de ruiseñor, de tu alma de luna de plata en noches abrileñas y de tus palabras despiertas, ardientes de estío y frígidas al unísono.
    Así te conicí, así te enriqueces cada día más y así te quiero.
    ¡ BESOS ! AMIGO DORMIDO .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer transmitirte algo de lo que llevo dentro!!! Gracias por estar ahí querido amigo dormido! Mil besotes

      Eliminar
  8. el tiempo y el azar, dos ruedas que no podemos detener
    ingenioso poema
    saludos

    ResponderEliminar
  9. No tienes nada nuevo, Eva, pero te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias, Maria, ando muy liada!!! Un besote

    ResponderEliminar
  11. http://perfumesylucesdeextremadura.blogspot.com.es/2012/10/mi-primer-premio.html Hola guapa! Te he dado un premio porque creo que te lo mereces, aunque hace mucho que no escribes. Ahora tendrás que nombrar a quince blogs que consideres para este premio y hablar de siete características del tuyo. Besitos

    ResponderEliminar
  12. Te deseo felices fiestas y año nuevo, en unión de tu seres queridos.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Hola amig@!!

    He conocido tu blog una buena tarde como ésta, navegando a través de Internet y me gusta el estilo que utilizas.

    Me supone una intensa emoción comprobar que todavía existen personas capaces de hacer algo de forma altruista, vocacional, con ilusión y sin pedir nada a cambio. Esto, es de agradecer.

    No quería marcharme de "tu casa" sin darte mi más sincera enhorabuena y como no, desearte que prosigas en esta misma línea. Con tu permiso, si así me lo permites volveré en un tiempo para ver posibles novedades que pudiera producirse.

    Con tu permiso si así me lo permites me quedaré por tu rinconcito, para leerte con más frecuencia más a menudo.

    Si lo deseas puedes pasarte por mi rincón en felicidadenlavida

    Un abrazo grande,
    Francisco M.

    ResponderEliminar