lunes, 31 de marzo de 2014

Cálculos.


En el vértice acertado
 de un triángulo isósceles
dejé estratégicamente
 colocado un desatino,
en perfecto equilibrio
 se mantuvo suspendido.
Dos ángulos iguales
 lo sostienen,
errónea hipotenusa...
no hay suma de cuadrados,
 ni longitudes
que verifiquen su aritmética.
Las matemáticas no son exactas
en el mundo onírico 
de los ángulos locos.
Sin embargo, el cálculo que falla
mantiene la incógnita 
y despeja el tedio.
Juego geométrico...
si los ángulos ceden,
el triángulo se convierte
en círculo vicioso.

9 comentarios:

  1. Felicito tu agudeza con las palabras. Has escrito un juego matemático muy entretenido de leer y visualizar el resultado. El verso final muy bueno, realmente muy ingenioso.
    Un abrazo Eva.
    P.D.: Voy a volver a intentar hacerme tu seguidora, ahora me sale un aviso que dice, no se puede registrar la solicitud y que regrese más tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Taty... la verdad es que nunca se me han dado bien las matemáticas, pero ya ves, que cosas me salen... para destreza con las palabras, la tuya. Un abrazo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Tú si que eres especial y única. Besotes

      Eliminar
  3. Qué chocante ha quedado, ja ja ja. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí es un poco chocante, Lobezna, por eso me gusta especialmente, porque me salió así de repente y no sé muy bien a qué se debe esta poesía; es inesperada!! Un abrazo

      Eliminar
  4. No, Eva, las matemáticas no son exactas.

    Bonito juego matemático el de tu entrada, me ha resultado muy original.

    Un beso, Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi mundo, desde luego que no!! soy un desastre con lo números, me gustan mucho más las palabras. Un abrazo

      Eliminar